03 MAR 2015

VI edición del Premio El Templo de las Mil Puertas

Como todos los años (1, 2), al terminar diciembre, los redactores de El Templo de las Mil Puertas hacemos un repaso de todas las novelas que hemos leído ese año, leemos las que tenemos pendientes y comenzamos nuestras votaciones para elegir las cuatro mejores novelas publicadas ese año. Si queréis saber qué aspectos tenemos en cuenta en las votaciones o en qué categorías organizamos los libros, podéis satisfacer vuestra curiosidad aquí.

En el mes de febrero, organizamos nuestro único evento presencial: una entrega de premios en Fnac Callao (Madrid). Allí entregamos nuestros queridos templis, los premios de nuestra revista. Este año me hacía ilusión presentar el evento con Marta, como me hizo ilusión presentarlo hace un par de años con Cristina.

No es fácil ponerse a preparar el guión casi dos meses antes, ver cómo tanto tiempo de preparación se condensa en solo una hora de evento; ni es fácil coger el micro como si lo hicieras todos los días y hablar delante de una sala completamente llena (¡gracias a todos por llenarla!). Pero es fácil emocionarse si sale bien el evento, si te lo pasas genial con los compañeros, si luego ves que la gente se ha ido contenta y lees comentarios positivos en las redes sociales.

Si todavía os apetece cotillear más, podéis leer la crónica de la entrega de premios, o ver el vídeo-resumen que hemos preparado.

PD: ¿A que mola mucho el vídeo de la línea del Templo que hemos preparado? Pues los nuevos marcapáginas templarios son preciosos.

 

05 ENE 2015

PNI 2014 – Papá Noel Invisible entre blogs literarios

Este es el cuarto año que participo en el PNI, Papá Noel Invisible que organiza Beleth, de Book Eater. Consiste en un Papá Noel Invisible entre todos los blogs literarios españoles que nos apuntemos a él. A mí me parece una idea estupenda y como los tres últimos años me encantó la experiencia, este año también me he apuntado.

Es divertido seguir el Papá Noel Invisible a través de twitter, con #PNI2014. Unos comentan que están envolviendo los regalos, otros que tienen ganas de que les llegue, Beleth intenta poner algo de orden entre tanto descontrol… pero esperar la llegada de un regalo es siempre divertido. También la incertidumbre de saber si el regalo que le has mandado a tu víctima le habrá gustado.

Como hoy es la noche de los Reyes Magos, os enseño el regalo que he recibido de mi PNI, Saray, del blog El Juglar de la Tinta.

regalo navidad pni

Unos días antes de que me llegara el sobre con todas estas monerías que veis aquí arriba, me había llegado el paquete de Amazon con un par de libros. Quería esperarme y abrirlo todo junto, pero decidí abrirlo en el momento porque el paquete parecía un poco doblado y me preocupaba que alguno de los libros se hubiera doblado. Lo abrí y estaban perfectos, quizás el álbum ilustrado estaba un poquito doblado, pero nada que los tres tomos de la Gramática Descriptiva de Bosque y Demonte no pudieran solucionar.

regalo navidad pni

Aquí podéis ver qué había en todos esos paquetes tan bien envueltos que me encontré en el sobre de monerías. Piruletas, caramelos, muchos marcapáginas, la postal navideña (¡con olor a mora!), un libro de poesía, un par de animalitos de ganchillo y post-its muy originales para marcar los libros o usar en la agenda. Me parecen muy útiles, suelo usar muchos post-its y notitas, y me gustó mucho todo lo que me encontré.

regalo navidad pni

The Gruffalo y We were liars fueron los dos libros que Saray me regaló por el PNI. Y no puedo estar más contenta. Tenía muchas ganas de tener el primero en inglés, es un álbum ilustrado muy famoso en todo el mundo y me encanta la historia, pero solo lo había leído en el ordenador. Si no lo conocéis, no sé a qué esperáis, es muy divertido. Y tenerlo en papel para poder leerlo y mirar las ilustraciones me encanta. We were liars es una novela que ha dado mucho que hablar en las redes este año, que le ha gustado a amigos de los que me fío en sus gustos de lectura y que tengo muchas ganas de leer.

Así que, Saray, muchísimas gracias por tu regalo del PNI. Me ha gustado mucho y espero que a ti también te haya sorprendido tu PNI. Gracias también a Beleth por organizarlo, que sabemos que el PNI siempre le provoca algún dolor de cabeza en estas fechas.

¿Queréis cotillear más regalos? En este enlace podéis ver todos los regalos PNI2014 que han ido llegando en estas fechas. Admitámoslo, a todos los gusta cotillear, así que adelante.

31 DIC 2014

Adiós, catorce

Siete son ya las Nocheviejas que este blog despide el año con el poema Ítaca, de Kavafis.

(1, 2, 3, 4, 5, 6, 7).

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.

No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Posidón.
Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.

Los lestrigones y los cíclopes
y el feroz Posidón no podrán encontrarte
si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,
si tu alma no los conjura ante ti.

Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;
que te vean arribar con gozo, alegremente,
a puertos que tú antes ignorabas.

Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,
y comprar unas bellas mercancías:
madreperlas, coral, ébano, y ámbar,
y perfumes placenteros de mil clases.

Acude a muchas ciudades del Egipto
para aprender, y aprender de quienes saben.

Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.

Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino.
No has de esperar que Ítaca te enriquezca:
Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.

Sin ellas, jamás habrías partido;
mas no tiene otra cosa que ofrecerte.
Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

Ítaca, Kavafis

Leer el poema antes de tomar las uvas los lacasitos es complicado, en medio de la cena y con las prisas por contar que tengas doce lacasitos, y no once o trece.

Pero sí suelo leerlo a la mañana siguiente, mientras desayunas lentamente y le pides al año nuevo que sea un poquito mejor que el anterior, por favor.

 

Feliz año nuevo, queridos lectores.

 

24 DIC 2014

Por fin, ya es Navidad

Ya es Navidad, por fin.
Ya hace frío y puedo sacar las bufandas y gorros de la caja encima del armario donde esperan todo el año a que su friolera dueña les reclame. Ya me puedo comprar otro gorro artesano en la Feria de Artesanía Aragonesa de diciembre. Ya puedo tuitear con guantes táctiles.

Ya se acerca el final de este año tan largo y extraño. Por fin.
Que se acabe ya. Que llegue la Navidad. Que tarde cinco minutos más en salir de casa por ponerme las botas, el abrigo, la bufanda, los guantes y el gorro. Que esconda los regalos en el armario o debajo de la cama y no me acuerde de si les he puesto el nombre correspondiente. Que me pase las fiestas yendo y viniendo entre Zaragoza y los pueblos porque tengo la suerte de tener mucha familia y de juntarnos mucho en estas fechas. Que tenga la agenda llena de cenas con amigos, de cafés en cafeterías bonitas en Zaragoza y que me quede afónica porque mi garganta ya está tocada de todas las charlas que he dado en diciembre. Que los amigos vuelvan del extranjero y que cuenten anécdotas para amenizar las largas comidas navideñas. Que los ilustradores feliciten las fiestas con sus maravillos dibujos. Que estrenen películas que llevamos meses esperando y poder juntarnos todos para ver el final de trilogías que llevamos años esperando. Que en los bolsos gigantes de invierno quepan guantes y bufandas cuando entras a un bar. Que también puedas esconder en ellos los regalos para entrarlos en casa sin que se den cuenta. Que Zaragoza se levante con niebla, que no veas nada por la ventana y que eches mucho de menos el invierno inglés. Que pasees por el centro, mirando escaparates y admirando las decoraciones navideñas y que te acuerdes de Londres en Navidad, y te autoprometas que la próxima Navidad estarás allí paseando. Que le des a tu hermana su regalo antes de tiempo para que pueda usarlo y le hagas prometer que el día cinco de enero te lo devuelve para que puedas envolverlo para dejarlo bajo el árbol.

Que nos podamos tomar las uvas, o los lacasitos, todos juntos, riéndonos y brindando para despedir este año largo, feo y extraño, y poder pedir el año nuevo sea un poquito mejor que este. Con eso, ya sería suficiente.

18 DIC 2014

Feliz séptimo aniversario templario

simposio templario mallorca

La semana pasada hablaba de cómo hacía ya casi siete años que los filólogos nos conocimos en primero de carrera. Hoy toca celebrar el cumpleaños de la revista El Templo de las Mil Puertas. 

Hace siete días, El Templo de las Mil Puertas cumplía siete años en la red. Siete años son 43 números publicados con muchos reportajes, entrevistas, noticias, artículos y muchas, muchas, muchas reseñas.

Pero también son siete años de muchas, muchas risas con amigos. De horas y horas escribiendo y corrigiendo. De bromas y comentarios que siguen presentes años después. De reuniones interminables para diseñar la nueva web. De llenar la maleta con más libros que ropa. De juegos en equipo y utilizar mucho la imaginación a la hora de hacer mímica. De eneros a contrarreloj para leer todos los libros de los templis. De templarios booktubers que te graban en pijama. De ¿y si…? que acaban en magníficas locuras como el Recomendador. De ¿por qué no…? que terminan en organizar una entrega de premios cada año, nuestros queridos templis. De organizar reuniones con viajes y escapadas, la excusa perfecta para ver a los amigos en los simposios templarios y fingir que trabajamos mucho.

Si no nos conocéis, El Templo de las Mil Puertas es una revista digital sobre literatura juvenil actual. Podéis entrar en la web, cotillearnos en las redes sociales o leer el número de nuestro quinto aniversario, si es la primera vez que abrís una de las puertas de nuestro Templo.

el templo de las mil puertas logo

En la foto de arriba, parte del equipo de la revista trabajando duramente en el simposio templario en Mallorca. Se nos había calentado tanto el cerebro que un chapuzón en la piscina era obligatorio. Foto de gatotemplario.

10 DIC 2014

Carmina Burana está basado en textos goliardos

sheldon book friends

La semana pasada disfruté del Carmina Burana en el Auditorio de Zaragoza. En casa he escuchado muchas veces la obra, pero era la primera vez que la veía interpretar en directo y me gustó mucho poder observar a los músicos mientras tocaban las piezas: ver los instrumentos de cerca, la sonrisa de una violinista, los ojos cerrados del músico de viento-metal, las expresiones del coro…

Mientras entrábamos y buscábamos nuestros asientos, me acordé, de repente, de algo que nos dijo nuestra profesora de Literatura Medieval en primero de Filología Hispánica: Carmina Burana está basado en textos goliardos. Recuerdo con cariño nuestro asombro cuando descubrimos quiénes eran los goliardos, “algo así como monjes-erasmus en aquella época”. Nos encantó la explicación. A final de curso, era una de las anécdotas que recordábamos.

Las anécdotas de ese primer curso de Hispánicas están en este blog, y todos mis compañeros siguen en el grupo de amigos, más lejos o cerca físicamente, pero están. Durante la carrera, varios de nosotros teníamos blog, éramos protofilólogos y nos quejábamos de los exámenes o nos recomendábamos libros y música para relajarnos en tiempos de estrés.

Todos empezamos la carrera por los libros y las letras, y seguimos en ello. C. es ahora booktuber, L. es profe en una academia, A. es librera y S. hace el máster del profesorado. S. y J. son profes de español en Francia, C. lo es en Inglaterra y M. en el norte de Europa. Yo sigo en el triángulo LIJ de las Bermudas de editoriales-librería-revista.

Casi siete años después, seguimos ahí.

Si en vez de un recuerdo nostálgico de primero de carrera, querías conocer algo más sobre Carmina Burana y los textos goliardos, te recomiendo esta web con música incluida o esta otra.

05 DIC 2014

Un vestido nuevo para el blog

what to write

De enero a junio no quería escribir en el blog porque no tenía nada interesante que contar. Mejor no contar nada de esos largos meses de niebla llenos del máster, del trabajo, de otros trabajos y más etcéteras.

Pero con la llegada de la primavera todo tiene más luz y se ve todo mejor. En verano dan ganas de salir de casa y no entrar. Olvidarte el móvil, el ereader, el ordenador y la tablet en casa, hacer la maleta para un mes y mudarte lejos. Eso es lo que hice.

En septiembre quería retomar en el blog, pero era más urgente escribir el TFM (Trabajo de Final de Máster) para poder presentarlo a tiempo. Septiembre era para terminar de analizar el Recomendador y dar por finalizada la vida universitaria con un sobresaliente en la última presentación.

Octubre era para descansar. Para subir a un avión y escapar unos días a una isla con los amigos a disfrutar de una casa con piscina y una playa soleada. Y trabajar, que para eso organizamos los simposios templarios aunque no nos creáis.

Así que en noviembre, en vez de preparar una novela como hacen otros, me he dedicado a cambiar el blog, con mucha ayuda y buenos consejos. Me he comprado un vestido nuevo y el blog se merecía otro; creo que le sienta bien el morado y ha quedado bonito. Si de vez en cuando renovamos la decoración de nuestra casa física, ordenando las estanterías de otra manera o comprando ilustraciones originales, ¿por qué no también la de nuestra casa virtual?

Ya es diciembre, he limpiado las telarañas y el polvo acumulado en este año tan largo y extraño. Queridos lectores, ¿seguís ahí?

31 DIC 2013

Trece

Las tradiciones, los ritos, son necesarios. Pueden ser ritos sociales o personales. Pero cumplen una determinada función. Un rito social puede ser las uvas y las campanadas. Yo mantengo las campanadas, pero desde hace años, creo que desde que recuerdo, tomo lacasitos en lugar de uvas. Un final y comienzo de año dulce.

Un rito personal puede ser terminar el año con una determinada canción o poema. También ponerse ese vestido, esos zapatos o brindar con ese anillo dentro de la copa de cava junto a las personas a las que quieres para empezar bien el año.

Desde hace ya seis años, hay una tradición en este blog para despedir el año y darle la bienvenida al nuevo: el poema Ítaca, de Kavafis. (1, 2, 3, 4, 5, 6).

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
debes rogar que el viaje sea largo,
lleno de peripecias, lleno de experiencias.

No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
ni la cólera del airado Posidón.
Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.

Los lestrigones y los cíclopes
y el feroz Posidón no podrán encontrarte
si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,
si tu alma no los conjura ante ti.

Debes rogar que el viaje sea largo,
que sean muchos los días de verano;

que te vean arribar con gozo, alegremente,
a puertos que tú antes ignorabas.

Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,
y comprar unas bellas mercancías:
madreperlas, coral, ébano, y ámbar,
y perfumes placenteros de mil clases.

Acude a muchas ciudades del Egipto
para aprender, y aprender de quienes saben.

Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:
llegar allí, he aquí tu destino.

Mas no hagas con prisas tu camino;
mejor será que dure muchos años,
y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,
rico de cuanto habrás ganado en el camino.
No has de esperar que Ítaca te enriquezca:
Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.

Sin ellas, jamás habrías partido;
mas no tiene otra cosa que ofrecerte.
Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.
Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,
sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

Ítaca, Kavafis

PD: Para despedir el año disfrutaré de esta canción de Amaral bien alto como otros años. Y mientras suena, me pondré lentamente el vestido rojo que me está esperando en el armario desde hace semanas para empezar conmigo el año.
¡Feliz año nuevo!

25 DIC 2013

PNI 2013 – Papá Noel Invisible entre blogs literarios

Este es el tercer año que participo en el Papá Noel Invisible entre blogs literarios que organiza Beleth en su blog Book Eater. Consiste en un Papá Noel Invisible entre todos los blogs literarios españoles que nos apuntemos a él. A mí me parece una idea estupenda y como los dos últimos años me encantó la experiencia, este año también me he apuntado.

Es divertido seguir el Papá Noel Invisible 2013 a través de twitter, con #PNI_2013. Unos comentan que están envolviendo los regalos, otros que tienen ganas de que les llegue, Beleth intenta poner algo de orden entre tanto descontrol… pero esperar la llegada de un regalo es siempre divertido. También la incertidumbre de saber si el regalo que le has mandado a tu víctima le habrá gustado.

Y, por fin, ¡llegó mi regalo!
Tengo que agradecerle a Dani, del blog La sabiduría de los libros, que haya sido mi PNI este año. Me ha gustado mucho, muchísimo. Le agradezco los libros y las monerías, porque ha acertado con todo.

collagepni2013

Como no soy muy buena con los collages y se han cortado un poco las fotos, os cuento. Abajo a la izquierda tenéis el paquete antes de abrirlo. Bueno, abierto y con minipaquetes dentro. Dos libros y un sobre con monerías. Abro primero los libros y me encuentro con… Fantastics beats and where to find them y El corredor del laberinto. Dos libros que estaban en mi wishlist y que seguramente habrían acabado cayendo después de Navidades. De hecho, El corredor del laberinto lo estaba leyendo ya en el e-reader porque es nuestro libro del mes en el club de lectura de literatura juvenil LIJZGZ. Y Fantastics beats and where to find them me encanta. Está en inglés, es un bestiario del mundo mágico de Harry Potter escrito por J.K.Rowling. Ya he empezado a cotillearlo y los comentarios escritos a los márgenes por Harry, Ron y Hermione son geniales.

En el sobre lleno de monerías había un montón de marcapáginas, una postal navideña bonita, un saquito con pinzas de colores para sujetar papeles o fotos, una vela aromática y un vaca-pinza para tener en la mesa con notitas (aunque eso no se ve en la foto porque se ha cortado). Una bola-corazón blandita, unos señaladores para marcar páginas de un libro y un calcetín navideño con chuches y chocolatinas de las que he dado ya buena cuenta.

Si queréis cotillear otros regalos PNI_2013, podéis hacerlo en este enlace, que recopila todos los regalos papá noel invisible blogs literarios que van llegando a sus víctimas. Gracias a Dani por los regalos y a Beleth por organizarlo.

23 DIC 2013

¿Me prestas la tercera parte de El Hobbit?

La semana pasada, al empezar la clase particular con mi alumno, me preguntó si había leído El Hobbit y si había visto las pelis. Se acababa de estrenar en el cine La desolación de Smaug.
Mi alumno me contó que le había gustado mucho la peli y que, como sabía que yo leía mucho, que seguro que tenía en casa la tercera parte, porque no quería esperar otro año a que saliera la película final de la trilogía para saber qué pasaba al final.

Starting-the-Hobbit

La petición no me pareció nada extraña porque le suelo dejar libros a menudo, sobre todo los clásicos que le mandan leer en el instituto y que a él no le apetece nada leerse. De hecho, mi Don Juan Tenorio está ahora en su mesilla. Pero sí me hizo mucha gracia que me pidiera la tercera parte de la trilogía. Le expliqué que El Hobbit es un solo libro y bastante más corto de lo que se podría esperar; que la mayoría de lo que ocurre en las pelis es inventado y que el libro le gustará. A mí me gustó mucho la lectura y relectura.

Se sorprendió mucho cuando se enteró de que no es una trilogía -qué no es una trilogía hoy en día-. Pero casi se alegró, “así será más corto y más rápido de leer. Que las pelis son entretenidas, pero largas”, me dijo. Así que cuando termine de leerse Don Juan Tenorio le prestaré El Hobbit.

Como me hizo mucha gracia la anécdota, la puse en las redes sociales, en twitter y facebook. Y todo el mundo, como a mí, le hizo gracia. Hubo comentarios de “¿Y el cuarto libro de Los juegos del hambre? ¿Y el octavo libro de Harry Potter? ¿pero cómo no puede saber que sólo es un libro?”

Sí, a nosotros nos hace gracia, claro. Pero luego pensé que, en realidad, no tiene por qué saber que El Hobbit no es una trilogía. Y si ver las pelis le anima luego a leerse el libro, me parece estupendo.

Hace unos años yo estaba en su misma situación. Fui al cine a ver El Señor de los Anillos I – La Comunidad del Anillo y me encantó. Acto seguido, cuando me enteré de que esa película estaba basada en los libros homónimos, me los compré y me los leí. Esperé con ganas las dos siguientes pelis. Y seguí leyendo todo lo que encontré de Tolkien.

Lo mismo ha pasado con Harry Potter, Narnia, Crepúsculo o Los Juegos del Hambre. Y pasará con Divergente o Si decido quedarme. ¿Cuánta gente habrá ido a la librería o a la biblioteca después de ver las películas? ¿Cuántos habrán seguido leyendo después de eso?

Estoy de acuerdo en que los libros siempre pierden en las adaptaciones: desaparecen escenas, mezclan personajes, simplifican tramas, etcétera. Pero es que las películas son eso, adaptaciones de los libros que tanto nos han gustado. No cabe todo en una película. Por eso, si has visto la película y luego lees el libro, disfrutas el doble. Si tienes la doble suerte de haber leído el libro antes de ver la peli y que esta sea una adaptación decente, será genial. Si no nos ha gustado la peli, siempre nos quedará el libro.

Y puede que haya gente a la que le haya gustado la película, se entere de que está basada en un libro, y se anime a leerlo. Eso es lo mejor que puede pasar.